Ir al contenido principal

10 claves para mejorar el modelo de educación a distancia





Pasadas muchas semanas ya, de confinamiento y educación a distancia, es pertinente hacer una evaluación de lo que ha funcionado y las oportunidades de mejora. Ningún maestro, director, padre de familia o estudiante, de alguna institución educativa, imaginó el impacto del distanciamiento social en la educación ni los retos que representaría dar continuidad al servicio educativo manteniendo los estándares de calidad deseados. Resulta ocioso enumerar las dificultades y retos, así como también las propuestas iniciales para enfrentar la situación, pues muchos profesionales de la educación han escrito al respecto artículos, algunos con propuestas aún vigentes (me incluyo: "10 estrategias para la enseñanza en línea en tiempos de coronavirus"); toca evaluar y proponer mejoras al modelo de educación a distancia propuesto.

En este artículo comparto 10 claves para mejorar el modelo de educación a distancia de las instituciones educativas; basado en mi experiencia como consultor pero, sobre todo, en todo el aprendizaje ganado gracias a las diferentes instituciones educativas con las que pude trabajar estas semanas en procesos formativos y de innovación. Entrando en materia:
  1. Horas de pantalla de calidad: Un punto que para muchos podría parecer una nimiedad, es una real preocupación para especialistas y PPFF. Es evidente que con el estrés que ya hay en casa, ponerse a contar minutos de pantalla resulta ocioso y poco productivo; pues, además, la cantidad de tiempo frente al computador es significativamente mayor, lo que incrementa las horas de pantalla al día (se suman el televisor, móvil, tablet, etc.). Si bien es cierto, es importante encontrar un equilibrio, como lo menciona en numerosos artículos la Asociación Americana de Pediatría (AAP) (algunos artículos: aquí), entre otras prestigiosas instituciones, también es importante considerar que la calidad debe prevalecer sobre la cantidad, en esta particular coyuntura. Las instituciones educativas deberían priorizar los tiempos de formación sincrónica para lo estrictamente necesario, así los niños y adolescentes podrán encontrar el equilibrio entre el estar conectados y sus relaciones interpersonales presenciales.
  2. Crear guías instruccionales digitales: Para lograr el tan anhelado equilibrio entre la formación sincrónica y asincrónica propuesta en el modelo de educación a distancia de las instituciones educativas, y considerando que el aprendizaje significativo se produce en los momentos asincrónicos, fundamentalmente; es indispensable que esos momentos de trabajo asincrónico sean significativos, correctamente guiados, estructurados con una clara intención pedagógica, diseñados para promover la indagación y el aprendizaje colaborativo aprovechando lo mejor de la tecnología digital. Para ello, el maestro debe ser capaz de elaborar una guía instruccional digital que le permita acompañar el proceso de aprendizaje completo, incluso en los momentos asincrónicos. Una propuesta muy interesante es la de las maestras Lisa Highfill, Kelly Hilton y Sarah Landis con sus HyperDocs (una guía instruccional digital diseñada para el modelo 1:1, el aprendizaje invertido, mixto o a distancia).
  3. Promover la colaboración: La tecnología digital en la nube facilita tremendamente esta tarea. Las suites de aplicaciones de Google y Microsoft para educación, son alternativas perfectas para que la colaboración sincrónica y asincrónica sean una tarea sencilla, siempre que se diseñe de forma adecuada, haya acompañamiento y se brinde feedback oportuno. Evidentemente, se pueden usar otros recursos tecnológicos también, el tema central está en no descuidar esta importante habilidad. Cabe señalar que tanto la comunicación como la colaboración son dos habilidades identificadas como trascendentales para la educación en el siglo XXI, según la Partnership for 21st Century Skills (P21), asociación formada por destacadas empresas, asociaciones y organizaciones de los EEUU (un artículo: aquí).
  4. Proyectos integrados: Aunque tuve previamente la oportunidad de desarrollar este tema con algo más de detalle (Artículo: "Sí, es una oportunidad para el aprendizaje basado en proyectos"), creo que ahora los maestros tienen el panorama más claro sobre la trascendencia de los proyectos en la educación a distancia. Además de los desempeños y habilidades que se pueden desarrollar en un proyecto, hay muchos cambios a nivel operativo que implican una mejora como reducción de las horas de pantalla, más tiempo para el acompañamiento personalizado y el feedback oportuno, productos digitales creativos, mayor motivación de los estudiantes, posibilidad de desarrollar prototipos, etc. Los proyectos son una gran alternativa para mejorar el modelo de educación a distancia.
  5. Modelo instruccional adecuado: Diseñar una sesión de aprendizaje a distancia en la circunstancia actual ha significado, en muchos casos, el traslado de la mayoría de actividades de la presencialidad a una videollamada; debido a ello algunos maestros siguen preocupados por si se pueden formar grupos en una videollamada o silenciar a todos con un botón. Es indispensable entender que aprender a distancia no es lo mismo que de manera presencial, y que mucho depende del modelo instruccional o ciclo de aprendizaje que se elija. Pensar en pequeño o compartimentar es una idea que puede dar buenos resultados, pero también lo es dividir una sesión en etapas claramente definidas que vayan más allá del tradicional: inicio, desarrollo y cierre. Un ejemplo de modelo instruccional que funciona muy bien en diversos escenarios es el modelo instruccional de las 5E (engage, explore, explain, elaborate, evaluate), ideal para que el estudiante, de forma individual o colectiva, elabore productos digitales en cada etapa, que permitan verificar su aprendizaje continuo y comprometido. A distancia, se convierte en una gran alternativa para brindar acompañamiento y motivar.
  6. Evaluación formativa: Es el momento ideal para evaluar procesos y retroalimentar. Pensar en aplicar exámenes finales a través de alguna aplicación que con la que se trate de imitar a un examen en papel, resulta poco adecuado en circunstancias en las que los estudiantes podrían compartir preguntas y respuestas con un solo clic, o buscar información en línea, dividiendo su pantalla, mientras los maestros piensan que pidiéndoles que activen su cámara web es suficiente. Contar con una entorno virtual de aprendizaje que permita recolectar las ideas, opiniones, prototipos, productos y reflexiones de los estudiantes; brindar retroalimentación y recoger nuevamente para calificar, usando diversos instrumentos de evaluación, es el escenario ideal para que los estudiantes aprendan motivados y se pueda visualizar con claridad su progreso.
  7. Impulsar la creatividad: Es tiempo de dar a los estudiantes la posibilidad de ser realmente creativos. Si está claro el objetivo de aprendizaje, y se considera que el proceso es más importante que el producto, la elección de este último podría quedar en manos del estudiante. El único requisito sería que dicho producto sea una evidencia de aprendizaje. Así, los estudiantes tendrían un gran número de posibilidades para elegir su producto final: maquetas, modelos 3D, vídeos, podcasts, composiciones musicales, afiches, infografías, danzas, representaciones teatrales, diseño de videojuegos, etc.; y estarían sumamente motivados de mostrar su aprendizaje a través de productos que les apasiona elaborar.
  8. Diversificar los formatos de contenidos: Enviar todas las semanas una separata o ficha en formato MS Word o PDF, tiene sus límites. Los alumnos no se emocionan cuando la información les llega en un formato con el que no están familiarizados o que no les causa interés. Es verdad que podemos diseñar los materiales de forma que resulten más atractivos, pero aún así, con 12 o 14 materias, un estudiante podría recibir 12 o 14 PDFs en una semana, durante un mes hablamos de 56 y durante un bimestre 102, cuando menos. Es importante diversificar esos formatos: algunas actividades, instrucciones o contenidos podrían ser enviados en formato de vídeo, póster interactivo digital, presentación interactiva, podcast, etc. Aplicaciones maravillosas como YouTube, Vimeo, EdPuzzle, Screencastify, Explain Everything, Thinglink, Google Drawings, Google Slides, Google Sites, MS Sway, Genially, Anchor, Spreaker, etre otras, permiten crear contenido digital de alto impacto que puede ayudar muchísimo a captar la atención y motivar a los estudiantes. Diversificar los formatos es imprescindible para elevar los niveles de respuesta positiva en el aprendizaje a distancia.
  9. Preparar el trabajo con los más pequeños (K-2): Este tema ha sido uno de los puntos más complicados de solucionar, y la rapidez de adaptación ha sido proporcional a la relevancia que cada escuela le dio a la tecnología digital en los primeros años de formación de sus estudiantes. No es fácil usar tecnología digital con los más pequeños sin una inversión considerable en dispositivos adecuados, mucho menos a distancia. Considerando que los papás son quienes acompañan a sus hijos en esta aventura digital, es muy importante que ellos sean formados en el uso básico de las herramientas TIC que servirán para la comunicación y transferencia de información. No es necesario pensar en aplicaciones complejas si no se sabe con qué dispositivos se cuenta en casa, o incluso si son suficientes. Los dos tipos de archivo más simples, que pueden servir para registrar una evidencia de aprendizaje son: un vídeo o una fotografía. Si se considera que ambos tipos de archivo se consiguen con un teléfono móvil (es muy raro que alguien use una cámara o una filmadora, hoy en día), los papás deberían ser capacitados en cómo enviar la fotografía o el vídeo, desde su móvil, a la aplicación del aula virtual del colegio. Es por ello que el requisito imprescindible es que la aplicación de aula virtual del colegio sea multidispositivo y multiplataforma, mejor aún si es responsiva (las mejores en estos aspectos son Google Classroom, Microsoft Teams y Edmodo). Así, los PPFF podrán comunicarse, recibir información y retroalimentación, además de enviar las evidencias de aprendizaje de sus hijos, de forma sencilla y rápida.
  10. Educar la ciudadanía digital: "Nos hemos preocupado por la tecnología y las clases en línea, pero no por los problemas que genera la hiperconectividad", me comentaba el director de un colegio. Es cierto, "apagar el incendio" que significó responder de la mejor manera posible a la coyuntura, comprando equipos, capacitando a los docentes, ampliando la velocidad de Internet, atendiendo a las familias, etc., no permitió percatarse de la importancia de educar la ciudadanía digital para que la comunidad educativa pueda desarrollar hábitos adecuados en este particular escenario de hiperconectividad. La institución más prestigiosa de los EEUU en este tema es Common Sense Media. Una de sus áreas, Common Sense Education, ha desarrollado un currículum de ciudadanía digital centrado en 6 tópicos; los cuáles deberían ser revisados y considerados como prioritarios en la formación de los niños y adolescentes, más aún en este particular escenario:
    1. Balance de medios y salud digital
    2. Privacidad y seguridad
    3. Huella digital e identidad
    4. Relaciones y comunicación
    5. Cyberbullying, drama digital y discurso de odio
    6. Noticias y alfabetización de medios 
Espero que este artículo pueda contribuir a la reflexión sobre el modelo de educación a distancia de las escuelas y, alguno de los tópicos, a realizar algún cambio para su mejora. Gracias.

Comentarios

  1. Considero que la iniciativa debe partir de nosotros, los docentes, pues los estudiantes están esperando algo motivador, que cuesta encontrarlo en esta educación a distancia. Es ahí donde intervienen las herramientas digitales.
    Fue algo sorprendente esto, y para los estudiantes más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. La coyuntura obligó a reaccionar rápido y como se podía. Pero creo que ya es tiempo de evaluar y corregir. Si bien es cierto, es labor de los docentes, sin directivas o lineamientos claros de las autoridades del colegio, es complicado hacer cambios significativos.

      Eliminar
  2. Excelente artículo y gran aporte, Alberto. Cordiales saludos...

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, no solo se debe considerar el área académica, sino también el área formativa. La ciudadanía digital es vital. Todos somos responsables de fomentar la ciudadanía digital en la escuela. Y por supuesto: "Nuestro deber es compartir".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Luz. Se necesita mucho el apoyo de las autoridades de los colegios para lograr cambios significativos a través de proyectos de intervención educativa. Ese es un punto crucial para que las ideas no se conviertan en anécdotas. Saludos

      Eliminar
  4. Excelente Alberto muy buen artículo. El punto 8 con todas las herramientas que existen actualmente nos permiten recibir trabajos espectaculares. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Hola Alberto, como siempre al punto, claro y oportuno. También recomiendo Common Sense, la he usado para primaria de 1° a 6° grado, tiene casi todo listo (videos, fichas, presentaciones, etc.) para las sesiones de ciudadanía digital (en español).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Sí, felizmente hay muchos recursos para educar la ciudadanía digital como los de Common Sense Education, Online Safety, Sé Genial en Internet, entre otros. Saludos

      Eliminar
  7. Excelente Alberto, comparto tu opinión es momento de parar y reflexionar sobre lo que hasta este tiempo se ha venido haciendo para luego actuar y tomar las mejores decisiones en cuento a la educación a distancia. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Karla. Ojalá las IIEE promuevan este alto para la reflexión y el replanteo. No sé si los niños y adolescentes podrán soportar el ritmo que llevan hasta fin de año (o mediados del próximo). Nos toca tratar de contagiar. Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Crea un entorno virtual de aprendizaje con Google Classroom

Google Classroom es una de las aplicaciones educativas, multidispositivo y multiplataforma, más populares del mundo. Forma parte de la G Suite for Education, este conjunto de aplicaciones de Google multiuso, a las que se les puede emplear con fines educativos: Gmail, Drive, Calendar, Docs, Sheets, Slides, Forms, Jamboard, Sites, Meet, Groups y, evidentemente, Classroom.

El objetivo de esta aplicación es el de permitirle al maestro centralizar la comunicación e intercambio de información digital, en un solo lugar; dándole la posibilidad de crear anuncios, tareas, foros, hacer preguntas, atender dudas, enviar materiales, brindar retralimentación, calificar empleando rúbricas, recoger los trabajos en cualquier formato o tipo de archivo, entre muchas otras posibilidades. Además, es una aplicación gratuita, en todo el sentido de la palabra, pues es posible crear aulas con Google Classroom usando una cuenta Gmail gratuita, o empleando una cuenta educativa -gratuita y con almacenamiento ili…

Cómo crear una sesión de clase en vídeo en formato screencast

Existen muchas maneras de crear un vídeo con fines educativos. Elegir cómo elaborar uno, dependerá de los recursos con los que se cuente, la edad y nivel de los estudiantes, el entorno, los objetivos de aprendizaje, la secuencia didáctica elegida, entre muchos otros factores.
Dentro de esa enorme gama de posibilidades, existe un formato llamado: Screencast (captura de pantalla). El screencast, consiste en usar un programa en un dispositivo, para grabar lo que ocurre en su pantalla: teléfono móvil, tablet, chromebook, laptop, PC, pizarra interactiva, display, o una TV, inclusive. Esta grabación debe ser precedida por la preparación mínima de recursos digitales que permitan transmitir de forma ágil y entretenida, una idea, contenido, instrucción, mensaje motivador, pregunta de indagación, etc. 
La manera más sencilla de hacer screencast, es mediante una presentación: se prepara la presentación, se tiene a mano el guión de las ideas principales que se quiere transmitir en cada diapositi…

Sí, es una oportunidad para el aprendizaje basado en proyectos

Frente a la realidad de tener que diseñar una propuesta educativa institucional para el aprendizaje a distancia -o enseñanza remota, siendo más precisos-, en condiciones muy particulares de maestros y estudiantes viviendo en confinamiento obligatorio, que no se sabe con precisión cuándo terminará, sumadas a todos los problemas pedagógicos asociados a un modelo de aprendizaje nuevo para la gran mayoría, problemas técnicos como la mala conectividad, o problemas habituales en casa que ahora se ven magnificados; parece complicado encontrar una fórmula educativa consensuada que sea sostenible y satisfaga a todos los stakeholders (estudiantes, maestros, líderes educativos, autoridades y padres de familia). Preguntas como, ¿Cuántas horas de clase en línea son ideales?, ¿La formación debe ser sincrónica o asincrónica?, ¿Qué herramientas digitales son mejores?, ¿Se debe dejar tareas?, ¿Las horas asignadas a cada curso, en línea, deben ser proporcionales a las asignadas cuando las clases eran p…